Adjudicaciones de baldíos en Vichada, a investigación

1785 views

En Vichada, de acuerdo con las indagaciones preliminares, la ilegalidad para la adjudicación de baldíos es una constante.

En su oportunidad, el exministro de Agricultura Francisco Estupiñán dijo que en buena parte de Meta y Vichada se presentaron irregularidades por acumulación indebida de tierras.

Las adjudicaciones de baldíos en el departamento del Vichada correspondientes a los últimos 11 años tendrán una revisión exhaustiva.

Cada caso se revisará con lupa, con el propósito de determinar si se ajustó a la ley u obedeció a una manipulación de la misma.

La determinación la tomó el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, teniendo en cuenta los recientes hechos en los cuales “algunos exfuncionarios de la Dirección Territorial Vichada del Instituto Colombiano de Desarrollo Rural, Incoder, hoy en liquidación, han sido señalados de cometer actos delictivos a través de las adjudicaciones en ese departamento”.

Así mismo, se tuvo en cuenta la orden de la Procuraduría Regional del Vichada impartida la semana pasada, que suspendió de sus cargos al Director Territorial encargado y a un funcionario, por presuntas irregularidades.

La investigación, según lo determinado por el Minagricultura, será adelantada por el Incoder y deberá indagar sobre la legalidad de 2.454 títulos baldíos otorgados desde el primero de enero de 2005 hasta la fecha.

Para tal fin, la entidad contará con el apoyo directo de la Superintendencia de Notariado y Registro, la Fiscalía, la Dijín y el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, Igac.

“Con estas indagaciones, se verificará si las adjudicaciones son legales, si los propietarios actuales de los títulos otorgados son a los que se les concedió inicialmente el predio o si en el momento de otorgárseles, eran sujetos de reforma agraria”, señala el comunicado.

Caso sui generis

De acuerdo con expertos, a los baldíos del Vichada los ha rodeado un sinnúmero de acciones ilegales para, literalmente, robárselos al Estado.

La forma más particular, utilizada por las grandes empresas, ha sido el fraccionamiento de las Unidades Agrícolas Familiares, UAF, hasta la adjudicación directa a un campesino sin cumplir con las normas para ser adjudicatario de reforma agraria.

Recientemente, se denunció una especie de carrusel en torno a los baldíos, los cuales se entregaban sin cumplir los requisitos, tras pagar entre $15 millones y $440 millones por la adjudicación. En el país se han robado 2 millones de hectáreas de baldíos.

Este contenido ha sido publicado originalmente en Vanguardia.com  vaya a la publicación original haciendo clic aquí

comentarios

Author Bio

Ferney Velásquez

Apasionado por las letras, la comunicación y la tecnología , publicista digital , consultor SEO; Director de la agencia de publicidad y comunicaciones DESURSUM SAS